Las madres, primeras educadoras financieras

Si bien cada vez los hombres se involucran más en la formación de los hijos y la atención del hogar, el INEGI nos indica que, en México, el 97% de las madres trabajadores son las que llevan en sus hogares la educación de sus hijos. Por ello en este día en ODESSA, como agradecimiento a su esfuerzo, quisimos dedicarles este artículo.

Quizá por el origen de la humanidad, cuando los hombres salían a cazar mientras las mujeres cuidaban a los niños y comenzaban a descubrir la agricultura, con tantas semanas solas debiendo garantizar que tanto la comida como los demás recursos rindieran, se convirtieron, a través de un par de decenas de miles de años de práctica, en administradoras innatas.

Por otro lado, durante los primeros años de vida – los expertos hablan de los primeros 6 años -, la principal forma de aprendizaje de los niños es observando e imitando a quienes les rodean, principalmente su familia.

Ahora bien, si estamos diciendo que los niños aprenden observando, que las madres son quienes por estadística pasan más tiempo con sus hijos, y que las mujeres son administradoras innatas, queda claro que ellas son las primeras educadoras financieras de sus hijos.

Por tanto, hay que aprovechar esta gran oportunidad que tienes como madre para brindarle a tus hijos las herramientas para que no vivan limitaciones de dinero en el futuro:

  • Siéntate con ellos cuando separes el dinero para los gastos, con lo les darás las bases de cómo se realiza un presupuesto.
  • Cuando tengas que decidir entre dos gastos cuál es más importante cubrir, explícales en sus términos la disyuntiva que tienes, y el porqué de la decisión que tomas. Con esto les estarás enseñando a priorizar.
  • Cuando vayas de compras, llévalos contigo y platica con ellos mientras comparas marcas y precios, mientras evalúas las ofertas, de manera que descubran los secretos para el uso eficiente del dinero.
  • Cuando quieran un juguete no les digas nada más que se lo pidan en Navidad. Explícales que pueden reunir el dinero para comprarlo, y con ello le enseñarás a tener objetivos y trazarse metas.
  • Y cuando quieran un dulce, un juguetito del parque o subirse a un juego mecánico del centro comercial, diles que el valor de eso que quieren se guardará para comprar el juguete que se pusieron como objetivo. Con esto formarás en ellos dos virtudes que serán muy valiosas para su vida: El ahorro y la disciplina.
  • Finalmente, si eres madre trabajadora y ahorras en tu Caja de Ahorro para Trabajadores, cuando revises tus estados de cuenta siéntate con tus hijos y muéstrales cómo el dinero que tienes ahorrado genera más dinero. Con esto adquirirán la visión de poner al dinero a trabajar para ellos.

Sólo procura que todo lo anterior sea divertido, ya que las risas son los mejores reforzadores de aprendizaje para los niños.

¡Feliz día de las madres!

Biografía Mauricio Priego PractiFinanzas #MPPh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *