El reto para incrementar tu ahorro en tiempos de cuaresma

El próximo miércoles 6 de marzo inicia la cuaresma. Independientemente de su significado religioso, puedes aprovechar este periodo como incentivo – o pretexto – para llevar a cabo metas pequeñas que te permitan incrementar tu ahorro.

1) Si vas a abstenerte de algún placer, bebida o gusto, no lo sustituyas por otro. Ahorra el dinero que normalmente gastarías en ellos.

2) Respecto a los alimentos (carnes típicamente), no los sustituyas por productos de igual o mayor precio. En vez de ello, haz un sacrificio real y da preferencia a alimentos más económicos (Huevos, chilaquiles sin carne, tortitas de papa, atún)… Y deposita en tu cuenta de ahorros la diferencia.

3) Cancela alguna suscripción. ¿Revistas? ¿Periódicos? ¿Aplicaciones para música, películas o series por Internet? ¿Televisión por cable? Escoge uno, el que menos valor te aporte, y cancélalo.

4) Automatiza o incrementa tus aportaciones automáticas. Es la mejor manera de ahorrar ya que te lo descuenten directamente de tu nómina, o te lo cargan directamente en una cuenta de débito. Una excelente opción es hacerlo a través de la caja de ahorro de tu trabajo, si es que tienes esa prestación.

5) Si tienes algún préstamo o crédito, ¡comienza a pagar un poco más que tus abonos comprometidos! De esta manera ahorrarás intereses y reducirás el tiempo que te llevaría saldar el adeudo completo.

6) Encuentra un seguro más barato. Cotiza, consulta, platica con tus amigos… Es común que las personas, una vez que adquieren un seguro, dejen de buscar otras opciones. Algunas cajas de ahorro tienen seguros con primas muy competitivas.

7) Disminuye el monto de alguno de los servicios que pagas. ¿No estarás pagando un plan celular mayor al que realmente necesitas? ¿Realmente ves todos los canales que tienes contratados? ¿Has implementado buenas prácticas para reducir el consumo eléctrico en casa?

8) Comprométete a revisar cuando menos un estado de cuenta de tus tarjetas de crédito o débito. Te sorprenderás con lo que te podrías ahorrar con los seguros, comisiones y movimientos erróneos que puedes llegar a detectar.

9) Recupera dinero perdido. Y no es que te compres un buscador de metales o te pongas a buscar en las bolsas de tus pantalones. Más bien, ¿ya realizas tu declaración anual recuperando impuestos por la deducción de gastos personales? ¿Tienes reclamos pendientes con aseguradoras? ¿Garantías pendientes por reclamar? ¿Qué me dices de cuentas de ahorro que no mueves hace años y que tienen saldo?

10) Explota los beneficios de cuando menos un programa de lealtad. La mayoría, por participar en muchos de ellos, no tienen beneficios reales con ninguno de ellos. Revisa sus condiciones, encuentra aquel que puedas aprovechar mejor de acuerdo a tus propias costumbres y hábitos, y utiliza los puntos, millas dinero electrónico o productos extra antes de que venzan.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

One Comment

  1. Renuncie en una empresa y tenia saldo guardado que paso con eso ya no me deja entrar con la clave que tengo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *