Los mitos entre el Ahorro y la Inversión

Cuando depositas tu dinero en una cuenta a un año, ¿Está ahorrando o invirtiendo? Si bien la mayoría utilizamos los términos ahorro e inversión, es común confundirlos y, por ende, no aprovecharlos correctamente.

Característica del ahorro

  • El dinero que depositas es en resguardo, es decir, quien recibió tu dinero tiene la obligación de devolvértelo.
  • Es posible que te ofrezcan una tasa de interés por tu dinero, la cual conoces desde el momento en que depositas tu ahorro.
  • Si bien se puede ahorrar a diferentes plazos, durante los cuales no puedes retirar ni aumentar tu ahorro, al final se te entrega tu dinero más los intereses generados, respetando la tasa de interés establecida desde el principio.
  • El dinero del ahorrador suele estar protegido por alguna entidad regulatoria:
    • Por el IPAB en caso de los bancos;
    • La CONDUSEF en caso de las SOFIPOS (Cajas de ahorro populares, algunas Fintech);
    • La empresa en corresponsabilidad en las cajas de ahorro de trabajadores.

Características de la inversión

  • El dinero que depositaste es utilizado por la institución para financiar proyectos o créditos a terceros.
  • Por lo mismo, existe la posibilidad de que, si el proyecto falla, la institución no te pueda devolver tu dinero.
  • Si bien existen ocasiones en que puedes conocer el rendimiento que obtendrás desde el principio de tu inversión (Vg Pagarés bancarios, CETES), en la mayoría de los casos tu rendimiento se define hasta el momento que retiras tu dinero (Fondos de inversión, UDIS, divisas, bolsa de valores)
  • En las inversiones suelen haber «Horizontes de Inversión«, es decir, un periodo mínimo de tiempo durante el cual debes mantener tu dinero invertido para que te dé los rendimientos esperados, con riesgo de perder dinero si lo retiras antes.
  • En las inversiones tu dinero no está respaldado por autoridad regulatoria alguna, siendo responsabilidad exclusivamente de la institución que recibió tu dinero.

En conclusión

La diferencia fundamental entre el ahorro y la inversión son el riesgo y la incertidumbre.

Al ahorrar tienes la seguridad de que recibirás tu dinero en el plazo acordado junto a los intereses generados, los cuales conoces desde el principio. En la inversión usualmente nadie te puede garantizar cuánto recibirás al final, existiendo el riesgo no sólo de no tener ganancias, sino incluso de perder parte de tu capital.

Destruyendo un mito

Es posible que hayas escuchado más de una vez que «A mayor riesgo, mayor ganancia«, «El que no arriesga, no gana«, o «A mayor seguridad menor riesgo y viceversa«.

Pues bien, lo anterior no necesariamente se cumple: Hoy por hoy existen Fondos de Inversión de renta fija (Inversión) que dan un 2% mensual, mientras que también es posible encontrar ahorro a plazo fijo de un año, con rendimientos del 7% o aún mayores.

Por eso siempre es mejor investigar y asesorarte cuando lo que buscas es que tu dinero te genere los mejores rendimientos.

¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *