Fomenta hábitos de ahorro

Fomenta hábitos de ahorro

La mayoría de las personas desea ahorrar más dinero, pero son pocos quienes logran desarrollar un plan sólido para fortalecer los buenos hábitos financieros. La vida interfiere y el dinero se escapa. Ahora bien, si tú eres de los que se concentra en ahorrar los excedentes, realizar depósitos automáticos y tienes fuerte resistencia a la tentación de «pedir prestado» dinero a tu cuenta de ahorro, seguramente puedes encaminarte hacia la estabilidad financiera.

A continuación, se detallan algunos puntos que permiten estimular sanos hábitos de ahorro:

Establece metas de ahorro alcanzables

Uno de los mayores problemas es que posiblemente no tengas una meta financiera preestablecida. Puede que tengas una idea de que necesitas ahorrar dinero, pero quizás no lo has asumido como un propósito real.

El punto de partida es crear metas de ahorro alcanzables que den un propósito a tu dinero. Ya sea que desees ahorrar para unas vacaciones familiares a fin de año o tener un fondo de emergencia, tener una meta realista te brinda la oportunidad de trabajar y progresar.

Recompénsate por alcanzar pequeños logros

Estas recompensas deben ser cosas divertidas que normalmente no hagas, pero que te ayuden a mantener un progreso constante y la motivación para seguir ahorrando. Podría ser organizar un picnic en el parque con tu familia, una reunión de amigos para disfrutar de una jornada diferente o alguna otra actividad agradable. Es importante que no gastes tus ahorros mientras disfrutas de tu pequeña recompensa.

Automatiza tus ahorros

Una de las formas más fáciles de adquirir el hábito de ahorrar es establecer algún método automático para mover tu dinero. Realizar una transferencia automática cada mes evitará que hagas un gasto inadecuado de tus excedentes mensuales, de esa manera puedes cubrir tus gastos cotidianos y asegurarte de ir abonando a una cuenta de ahorro sin mayor inconveniente.

No te preocupes por las cosas pequeñas

No puedes negarte por siempre el disfrutar de pequeñas salidas que te generen disfrute, la clave es optimizar algunos de esos pequeños gastos que eventualmente se acumulan. En realidad, podrías sentirte mejor si te enfocas en reducir los grandes gastos. Renunciar a comprar el último televisor que haya el mercado es algo que puedes manejar de una manera más sensata que compartir una comida con tu grupo familiar en un restaurante.

Probablemente encontrarás que el tema referido a la televisión lo superarás con bastante rapidez y seguirás adelante. Sin embargo, negarte diariamente a la recreación o el disfrute familiar puede crear erróneamente un resentimiento hacia el ahorro. El éxito del ahorro financiero puedes verlo como una letanía diaria de negaciones o la toma de decisiones inteligentes para satisfacer en el futuro objetivos de mayor envergadura.

De ti depende el enfoque que desees cultivar.

Leobardo Lozano

Leobardo Lozano

Director de Mercadotecnia y Comunicación de ODESSA. Activo promotor de la cultura de ahorro en las empresas y en cajas de ahorro de trabajadores.

2 Comments

  1. Hola , disculpe solo quería saber solicite un préstamo a 1 año imedio , podría en algún momento adelantar algún monto ???

    • Hola, no es posible, solamente que muevas gran parte de tu sueldo o todo para asi pagar lo mas que se pueda, todo debe ser mediante pago de nomina, no puede abonarse por fuera, el motivo es poder evitar el lavado de dinero. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *