Cinco puntos para escoger el mejor crédito automotriz

Imagen Temporal ODESSA

Si estás pensando en comprar un auto, posiblemente tengas ante ti diferentes opciones de financiamiento, es decir, de créditos para comprar tu auto. ¿En qué debes fijarte para tomar la mejor decisión?

1. No te quedes con el financiamiento de la agencia

Como siempre que vas a comprar, ¡compara opciones! Muy posiblemente la agencia te ofrezca el financiamiento de la planta (el fabricante), pero eso no quiere decir que sea la mejor opción. Incluso es posible que la misma agencia te muestre varias opciones (y en muchas de ellas, el financiamiento de planta será el más económico).

Ya sabiendo el precio del auto de contado, cotiza en otras instituciones financieras e incluso en algunas cajas de ahorro. Podrías no sólo encontrarte con mejores opciones de financiamiento, sino aprovechar el beneficio adicional de aprovechar el precio de contado.

2. El Costo Anual Total (CAT)

Por ley, todo crédito y financiamiento debe indicar el CAT, el cual representa cuánto te cuesta que te presten el dinero para comprar el auto. Por tanto, entre menor sea el CAT, mejor.

3. Cuidado con el costo de apertura

Muchas financieras te cobran por asignarte un crédito, y te lo cobran por adelantado. Su fundamento es cubrir los costos administrativos que tiene el investigarte y asignarte el crédito. Lo ideal sería que el costo de apertura sea el menor posible.

4. No te pueden obligar a adquirir un seguro en particular

Si bien tienes que adquirir un seguro para garantizar a la financiera el pago del vehículo en caso de un siniestro, la ley indica explícitamente que no se te puede condicionar el crédito a la adquisición de un seguro de una aseguradora en particular.

Tienes el derecho de cotizar con otras aseguradoras. Incluso, puedes aprovechar los precios de flotilla de la empresa donde trabajas o de la caja de ahorro de trabajadores si es que perteneces a una. Eso sí, el beneficiario en caso de pérdida total es la financiera. No tú.

5. Confirma tu capacidad de pago antes de adquirir el crédito

Nunca está de más recordarlo: Antes de comprar algo a crédito, es importante comprobar en tu presupuesto que tienes la capacidad para absorber el nuevo compromiso financiero. Y no sólo eso, que no hay algún evento conocido en el futuro que te pueda dejar sin liquidez (como inscripciones escolares, por ejemplo). No se trata de terminar utilizando la tarjeta de crédito para cubrir necesidades que no podemos pagar debido a otro crédito.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *