¿Cómo sobrevivir financieramente a las fiestas decembrinas?

Estamos a poco menos de siete semanas de Navidad, pero seguramente desde hace un par de meses has podido observar como en tiendas y comercios los productos propios de la época van ocupando más y más espacio. Y es que más allá de la Fe que cada quien profese, diciembre es la época donde se registran las mayores ventas, como si por alguna razón nos viésemos obligados a comprar, a «pasar la tarjeta», y prueba de ello es la tristemente célebre Cuesta de Enero. ¿Qué hacer entonces para sobrevivir financieramente a las fiestas decembrinas?

El meollo del asunto se encuentra en que concentramos en unos cuantos días y uno o dos periodos de pago muchas compras, en una temporada que por experiencia sabemos que el precio de muchos productos se eleva mientras otros llegan incluso a escasear. Además es la época del Aguinaldo, que pareciera tener el extraño efecto de elevar nuestra capacidad de endeudamiento ya que también es diciembre la época del año donde más se realizan compras a crédito y a meses sin intereses.

La solución se encuentra en un principio básico de las finanzas personales: la planeación, la cual te permite prepararte con tiempo aprovechando las ventajas que esto significa.

  • Haz con calma una relación de lo que piensas comprar y pagar en Navidad, incluyendo posadas, brindis de la oficina, regalos para intercambios, reuniones familiares, las cenas de Navidad y Año Nuevo y el apoyo a Santa Claus. Es importante que lo valorices para saber de cuánto dinero estamos hablando siendo válido que visites tiendas y compares precios (es la ventaja de hacerlo con tiempo).
  • Contando tu reciente quincena del 31 de octubre, tienes 4 periodos de pago antes de Navidad. Define cuánto dinero puedes separar y destinarlo a tus gastos de diciembre (a este tipo de ahorro se le llama provisión).
  • Compara tu relación de gastos con el monto que puedes separar. Es posible que veas que no te alcanza. De ser el caso, revisa tu presupuesto quincenal para identificar qué pagos puedes reducir o eliminar de manera de conseguir una provisión mayor.
  • No te esperes a Diciembre para decidir qué vas a cenar en Navidad. Desde hoy establece en términos generales el menú y comienza a adquirir ingredientes no perecederos, y conforme nos vayamos acercando a Diciembre, aquellos que puedas mantener congelados. Así conseguirás mejores precios.
  • Si piensas comprar adornos navideños también es buena idea adelantar su compra. Para estas fechas es común que haya adornos que no se vendieron la temporada pasada junto con los más novedosos de la actual… Siendo bastante sensible la diferencia de precios. Pregúntate ¿Quieres adornar tu casa para alegría de tu familia o quieres presumirle a tus vecinos?
  • Respecto a las luces navideñas, prefiere las de tipo LED sobre los focos tradicionales: Su consumo eléctrico es mucho más bajo además de durar más tiempo. También es importante observar los cables, ya que los muy delgados son frágiles y tienen mayor probabilidad de romperse. Y otra cosa: pregúntate cuánto quieres elevar el pago de luz a la hora de decidir cuántas series luminosas comprar.
  • También es buena idea empezar a comprar los regalos (dónde ocultarlos hasta el momento oportuno es parte de la diversión de los papás y mamás en esta época) siendo una interesante opción los sistemas de apartado en comercios serios y reconocidos (para evitar fraudes), ya que
    • Al no ser un crédito como tal, no generan intereses (confírmalo antes de realizar tu primer pago);
    • Terminas con este compromiso de pago en diciembre;
    • El comercio te ayuda a guardar el regalo fuera de casa hasta el momento oportuno 😉
  • Durante noviembre y diciembre se multiplican los meses sin intereses, incluyendo El Buen Fin y las ventas nocturnas. Si bien en principio son una opción válida, en La trampa de los Meses sin Intereses puedes encontrar cómo aprovecharlos al máximo.
  • El Aguinaldo es otro gran tema del que platicaremos próximamente, mas por lo pronto, para aquellos que reciben un anticipo previo El Buen Fin, es importante planear cómo vas utilizarlo, procurando preservar una parte para el ahorro y priorizando aquello que comprarás con él, de manera que más que gastarlo lo inviertas en productos o servicios valiosos para tu hogar y que fomenten la convivencia familiar.
  • Una vez concluida esta temporada guarda los adornos en buen estado para el próximo. Hazlo con el mismo cuidado y entusiasmo con que adornaste tu casa, ya que de otra forma es fácil dañar los cables de las series, dañar los acabados, no protegerlos adecuadamente de la humedad…

Dejé la mejor recomendación para el final:

No caigas en la trampa del consumismo ni enseñes a tus hijos que para disfrutar de estas fechas es necesario gastar. Sólo compra lo necesario y que puedas adquirir sin endeudarte.

El mejor regalo de navidad para tu bolsillo es no sufrir la cuesta de enero, ni llegar a diciembre del próximo año aún con cuentas por pagar de la navidad actual.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

2 Comments

  1. Buen Día, creó que esto no va aquí pertenecí a una caja de ahorro descrita aquí en el espacio donde dice web, mi empresa era la # 539 y yo era el socio # 1071958 claro que también tenia una contraseña para entrar mas que el día que nos desocuparon al momento ya no pudimos acceder a dicha caja de ahorro a la mayoría de los que nos desocuparon nos comentaron que la siguiente semana nos depositarian el ahorro al retiró el cual hasta el día de hoy no nos han depositado quisiera saber si me podrían dar algún numero de teléfono ó una direccion acá en Monterrey N.L. para acudir a informando de nuestro caso,………de antemano muchas gracias.

    • Buen día Lucio,

      En sí ODESSA no gestiona las cajas de ahorro de las empresas, sino que las propias empresas son quienes (usualmente su área de RH) son quienes las gestionan. El servicio que ofrece ODESSA a las empresas es brindarles la infraestructura, asesoría y soporte fiscal para la operación de las cajas de ahorro de trabajadores y el aprovechamiento de sus beneficios fiscales (tanto para el trabajador como para la empresa).

      Por tanto, quien les debe resolver sobre el saldo que tuviesen tú y tus compañeros en sus cuentas de ahorro, es la propia empresa.

      No obstante te facilito un número telefónico de ODESSA por si deseas mayor aclaración: (81) 8335 1286 (El teléfono es en Monterrey precisamente)
      ¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *