Guía rápida para sobrevivir a la cruda financiera dejada por el Buen Fin

El Buen Fin ha concluido. Si encontraste y aprovechaste descuentos realmente buenos, ¡felicidades! Mas si eres parte de la gran mayoría que fue seducida por los meses sin intereses, te compartimos algunos tips para saldar tus tarjetas y recuperar tu salud financiera.

1. Actualiza tu presupuesto

Esas compras que realizaste requieren que hagas pagos mensuales, por lo que hay que agregarlos a tu presupuesto. Si puedes agregar el total de esos pagos sin problema, ¡Genial!; pero si descubres que tu ingreso no te alcanza, quiere decir que te sobregiraste. Que contrajiste un adeudo mayor del que tienes la capacidad de pagar.

Siempre, antes de comprar cualquier cosa a crédito, es importante que revises tu presupuesto, para así confirmar que puedes absorber ése nuevo compromiso. Si no llevas un presupuesto, puedes encontrar una manera sencilla de hacerlo siguiendo esta liga.

2. Reduce tus gastos

Revisa en qué se te va el dinero, identificando aquellas cosas que puedes suprimir o reducir su costo. La idea es que, con el dinero que te ahorres, cubras los pagos de tus tarjetas. Vale la pena cancelar por un tiempo el Spotify o Netflix, dejar de tomar el cafecito diario, o suspender las salidas con los amigos para sanear tus finanzas.

Nota importante: Lo que hay que reducir son tus GASTOS, y no tus ahorros. El dinero que destinas al ahorro no debiera verse afectado.

3. Guarda tus tarjetas de crédito

¡No te sigas endeudando! En un par de semanas más comenzarán las ventas nocturnas decembrinas, con nuevas promociones y más meses sin intereses. No vuelvas a usar tus tarjetas sino hasta que saldes lo que compraste durante el Buen Fin.

4. Genera un ingreso adicional

El objetivo es pagar tus deudas lo más pronto posible, así que, si sabes hacer pasteles, tocar guitarra, o eres bueno en matemáticas, ¡aprovecha tus habilidades para vender esos pasteles o dar clases particulares! Tu creatividad y entusiasmo son la clave. Cualquier medio que se te ocurra, siempre que sea lícito, ¡Llévalo acabo!

5. Evalúa consolidar tus deudas

Si de plano se te pasó la mano, considera unificar tus deudas y ver un plan de pagos que sí puedas cubrir. Si tienes la oportunidad de participar en una Caja de Ahorro de Trabajadores, ésta sería una buena opción, ya que éstas tienen tasas de interés usualmente mucho más bajas que los bancos, además de encontrarse exentas de IVA, lo que te representa un ahorro del 16% contra lo que pagarías en un banco.

Y lo más importante: ¡Aprende de tus errores! Y no te dejes sorprender nuevamente en el futuro.

¡Éxito!

| Compartir en:    

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

One Comment

  1. Me gustsria que pudieran dar platicas de salud financiera de como poder hacer que el finero que gano me rinda incluso de como poder invertir sin caer en riesgos de pérdida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *