El mejor regalo para el día del niño: Un Fondo Educativo

Si eres papá o mamá seguramente estarás de cuerdo conmigo que, el mejor regalo que podemos darles a nuestros hijos es prepararlos para realmente vivir la vida, disfrutando cada etapa de ella. Sin embargo, son muchos los niños que no alcanzan a ver realizados sus sueños por falta de dinero para completar sus estudios. Y está en tus manos que el dinero no sea quien los limite.

Quizá has oído hablar de fondos educativos. En realidad, no son otra cosa que seguros de vida integrados a un instrumento de ahorro, entregándote el monto el ahorro objetivo al terminar el plazo contratado. Y en caso de que te pasara algo en el camino, entonces el seguro de vida es el que cubriría el monto total del ahorro objetivo.

Sin embargo, este tipo de instrumentos tienen tres desventajas:

  • No son flexibles, de manera que si incrementan tus ingresos no puedes aumentar el monto del ahorro objetivo;
  • Si te pasa algo, lo que tuvieses ahorrado no se entrega, sino sólo el monto cubierto por el seguro;
  • Como en las aportaciones se mezclan el ahorro con el seguro, terminan siendo caros.

Ahora bien, si tienes la suerte de pertenecer a la caja de ahorro para trabajadores ODESSA, podrías regalarle a tu hijo un fundo educativo, sin las desventajas anteriores y aprovechando beneficios fiscales.

Diseñando tu propio fondo educativo

Establece tu monto de ahorro objetivo

Calcula cuánto necesitarás para cubrir los estudios universitarios de tu hijo. En estos momentos, 600 mil pesos es un monto razonable para una universidad promedio de buen nivel. Desde luego, hay universidades mucho más caras que fácilmente cuadriplican ese monto, y por ello la importancia de que establezcas el monto objetivo.

Determina el monto de tus aportaciones

Utilizando la calculadora que puedes encontrar en el portal de ODESSA, puedes hacer números para determinar cuánto requieres ahorrar mensualmente.

  • Determina los años que le faltan a tu hijo para llegar a la universidad (Si tiene 4 años, serían 14 los que le faltan);
  • El número de años multiplícalo por el número de aportaciones que harías al año (Si es pago quincenal, serían 14 años por 24 quincenas, es decir, 336 aportaciones);
  • Te recomiendo considerar la tasa de interés del ahorro a diciembre, la cual suele ser la que tiene los rendimientos más atractivos. Como esta tasa varía de una empresa a otra, pensemos en un rendimiento conservador del 8.5%;
  • Con los números anteriores, juega con el monto de las aportaciones hasta llegar a tu monto objetivo.

Siguiendo los parámetros del ejemplo, con poco menos de mil pesos quincenales alcanzarías los 600 mil pesos que establecimos como ejemplo.

Contrata un seguro de vida por el monto objetivo

Cierto, ninguno tenemos la vida comprada, y por ello es importante contratar un seguro de vida. Una opción para contratarlo es a través de tu caja de ahorro, donde las tarifas son muy competitivas, sin ser afectadas por tu edad, ni requerirse análisis médicos.

Para tener una idea, por un monto asegurado de 500 mil pesos, el monto a pagar es de sólo 146 pesos mensuales.

¿Por qué diseñar mi propio fondo educativo?

  1. Como el ahorro es independiente al seguro, puedes incrementar tus aportaciones en caso de tener un aumento de sueldo, o realizar aportaciones adicionales si recibes un bono, el aguinaldo o el PTU. De esta manera, tu monto final podría ser mucho mayor a lo que calculaste inicialmente.
  2. Si te pasara algo, tu familia recibiría tanto el monto del seguro de vida, como el saldo de la cuenta de ahorro.
  3. Por ley, los intereses que te brinda la caja de ahorro son exentos de impuestos, por lo que tu dinero trabaja de manera más eficiente para ti y tu familia.
  4. Como estás ahorrando en una cuenta de ahorro, puedes hacer retiros en caso de alguna emergencia, procurando devolver el dinero retirado en la primera oportunidad (Desde luego, te recomiendo que los retiros sean tu última opción).
  5. Finalmente, también tienes la posibilidad de disminuir tus aportaciones en caso de una reducción de ingresos o afrontar gastos extraordinarios en el hogar, buscando incrementar tus aportaciones en cuanto te sea posible.

La flexibilidad de esta estrategia, aunado a tu propia disciplina y los beneficios que te otorga tu caja de ahorro de trabajadores, son un excelente regalo para el futuro de tus hijos. No lo dejes pasar.

¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *