Los 5 mejores usos de tu aguinaldo en tiempos de COVID

Los 5 mejores usos de tu aguinaldo en tiempos de COVID

En estos días los trabajadores reciben su aguinaldo. O por lo menos así era, antes del COVID. Esta será una Navidad diferente, tanto por las limitaciones de movilidad debidas a la contingencia, como por el reto que estos meses han representado para el bolsillo de gran número de familias. Por ello, antes de gastarlo en regalos y reuniones, mejor piensa en el mejor uso que podrás darle a tu aguinaldo.

1. Salda tus deudas

Si los ingresos se vieron disminuidos en tu hogar, y debido a ello, tuvieron que echar mano de tarjetas de crédito o préstamos personales, un primer objetivo debiera ser saldar esas deudas y sanear tus finanzas. Piensa que, al pagar intereses, estás perdiendo cada mes dinero que podría aprovechar tu familia.

2. Adquiere tranquilidad para el futuro

Cierto, con el dinero no podemos comprar tiempo… Pero sí podemos comprar tranquilidad. ¿Cómo? ¡Ahorrando!

Algunos expertos dicen que, en los siguientes meses, es posible que haya un incremento importante en los casos de COVID, y, con ello, se restrinjan las actividades económicas una vez más. Sin embargo, si tienes dinero ahorrado, el saber que cuentas con un colchón que puedes utilizar en caso de necesidad, sin tener que pedir prestado a nadie, es muy tranquilizador.

Desde luego también es importante reducir tus gastos, de manera que el ahorro rinda lo máximo posible. Y eso incluye regalos, reuniones y cenas decembrinas. Este año la vida nos reta a que demostremos que, en verdad, lo importante de la Navidad es el amor de la familia y el cariño de los amigos, y no el número de regalos, o el tamaño y número de las reuniones.

3. Prepárate para próximos gastos

En febrero son las inscripciones. Y si hay incertidumbre en tu trabajo, lo mejor sería separar parte de tu aguinaldo y destinarlo a tus hijos.

Claro, puede ser que no sea tu caso pensar en inscripciones. No obstante, reflexiona: «¿Qué otros gastos se avecinan y tengo que cubrir?«. La renovación del seguro de tu automóvil, o su mantenimiento anual, podrían ser un ejemplo.

4. Pon a trabajar a tu aguinaldo

Si tienes la oportunidad, invierte el dinero de tu aguinaldo de manera que te genere los mayores intereses posibles. Aprovecha para esto los rendimientos que te brinda tu Caja de Ahorro de Trabajadores, junto con el beneficio que tienes de que tus intereses no generan impuestos. Y si reinviertes esos intereses, al final tendrás una bola de nieve que estará creciendo y generándote más dinero.

5. La solidaridad siempre será una buena opción

Sin importar cómo te esté yendo en estos momentos, siempre habrá alguien que enfrente problemas mayores que los tuyos. Así que, si en tu casa tienen la dicha de no estar viviendo dificultades económicas, entonces, este año en particular, utiliza tu aguinaldo para llevar ayuda y esperanza a quienes lo necesitan. Piénsalo, ¿Qué mejor regalo podrías dar este año?

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *