Conoce los principales fraudes financieros ¡y aléjate de ellos! – 1a Parte

Conoce los principales fraudes financieros ¡y aléjate de ellos! - 1a Parte

El ser humano se caracteriza por su creatividad e ingenio, sólo que hay quienes aprovechan estas habilidades para estafar a las personas. Les comparto los principales fraudes reportados a la CONDUSEF para que los conozcan, sepan cómo identificarlos, y así eviten caer en ellos. Por su extensión, este artículo está divido en dos entregas.

Créditos Exprés

Su principal característica es que te ofrecen grandes préstamos con mínimos requisitos, y tasas de interés «sorprendentemente» bajas. El fraude consiste en que te piden por adelantado cierta cantidad de dinero para trámites administrativos, y una vez que se los entregas, desaparecen.

¿Cómo evitarlo? Da preferencia a las vías de financiamiento reguladas (como por ejemplo las Cajas de Ahorro de Trabajadores bien constituidas), y nunca entregues dinero por adelantado.

Pirámides

Para ingresar tienes que dar una aportación, y ganas dinero por las personas que tú invites, así como por las que ellos también inviten y así sucesivamente. ¿Te suena conocido? Es un método de fraude tan antiguo que es sorprendente que todavía haya quien caigan en él. Usualmente los defraudadores son quienes comienzan la pirámide, y permiten que un par de generaciones también reciban ganancias para dar «confianza» a los incautos que vienen después.

¿Cómo evitarlo? Si ganas dinero porque otros aporten dinero sin recibir ningún producto o servicio a cambio, seguramente es un fraude. Lo mejor es alejarte de ellos. (Importante: No confundir con los Negocios Multinivel, los cuales sí son legales).

Ahorro informal

Éste es el caso de personas que te ofrecen rendimientos muy altos a cambio de que les confíes a ellos su dinero. Precisamente los rendimientos tan altos es los vuelve atractivos para los incautos. Igual que en el caso anterior, suelen dejar que algunas personas sí obtengan rendimientos para así generar confianza, para después desaparecer junto con el dinero.

¿Cómo evitarlo? Si te decidiste a ahorrar, utiliza los medios regulados por la Condusef ya que ésta protege tu ahorro en caso, incluso, de quiebra de la institución financiera. Las Cajas de Ahorro de Trabajadores constituidas legalmente también son una opción segura, ya que en ellas son la propia empresa, junto con el comité técnico, quienes garantizan el dinero de los ahorradores.

Trashing

Este tipo de fraude lo que busca es el robo de identidad. Es decir, hacerse pasar por la víctima para solicitar créditos o préstamos, o incluso, para acceder a los ahorros de la persona. Su nombre viene porque el delincuente busca información personal y valiosa en la basura, como son estados de cuenta, identificaciones o tarjetas plásticas vencidas.

¿Cómo evitarlo? De preferencia solicita que la información te llegue por medios electrónicos y que no te la dejen en el buzón de tu casa o departamento (otra fuente para robar este tipo de documentos). Si vas a tirar documentos a la basura, destrúyelos muy bien, no sólo rompiéndolos en 4 o 6 partes. En el caso de las tarjetas, con una tijera corta el chip en 2, la banda magnética también córtala en dos (a lo largo), así como tu nombre y el número de tarjeta.

Tallado de tarjetas

Este tipo de fraude se realiza en cajeros automáticos, y la forma en que operan es en grupos.

  1. Alteran la ranura donde se inserta la tarjeta y al tratar de retirar dinero, una persona te comenta que el cajero está fallando.
  2. Después, de manera sutil toman tu tarjeta, argumentando que la debes “tallar” o “limpiar” para que el cajero pueda leerla, en ese momento te cambia el plástico y se retira.
  3. Un segundo cómplice entra al cajero y en lo que tratas de realizar una operación con la tarjeta que no es tuya, observan tu NIP cuando lo tecleas.
  4. Finalmente así es como te quitan tu tarjeta, conocen tu NIP y realizan transacciones a tu nombre.

¿Cómo evitarlo? JAMÁS aceptes ayuda de un desconocido al momento de utilizar el cajero automático, por más amable que parezca, o más aún, si éste es muy extrovertido. TU TARJETA NO TIENEN POR QUÉ TOCARLA. Al teclear tu NIP cubre el teclado con la mano, y antes de salir, confirma que la tarjeta que tienes es efectivamente la tuya.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *