¿Cómo cuidar de mi familia y de mis ingresos durante la contingencia?

Imagen Temporal ODESSA

Desde el pasado 23 de marzo, y hasta el próximo 19 de abril, se implementó en nuestro país el auto aislamiento para reducir la propagación del COVID-19, y con ello la pérdida de vidas humanas. Hay lugares de trabajo que promovieron el llamado home office (Trabajo desde casa), pero hay otros que, por sus características, no pueden hacerlo (Como cajeras del supermercado o personal de farmacias). Es una situación inédita en el mundo. Claro, queremos cuidar a nuestras familias… Pero también nuestra fuente de ingresos. ¿Qué hacer?

Recomendaciones si trabajas desde casa (Home Office)

Para los patrones, acostumbrados a ver a sus empleados trabajando, este cambio de paradigma es un verdadero reto. ¿Cómo mantener el control? ¿Cómo saber que en verdad están trabajando y no viendo películas? Por ello, hoy más que nunca, es importante demostrar nuestro compromiso y profesionalismo.

  • Al no poder verte, el cumplimiento de fechas se vuelve crítico. Por tanto, prioriza tus actividades para garantizar que entregarás tus pendientes en la fecha comprometida.
  • Procura ser puntual en conferencias telefónicas y videoconferencias. Sentado, con buena postura, con un vaso de agua cerca, y bien despierto. Enfocado en la reunión.
  • Es posible que, al estar tus hijos en casa, también requieras ayudarlos con tareas, así como apoyar en las actividades del hogar. No hay magia:
    • Prioriza tus actividades
    • Lleva tu agenda para que éstas no se crucen
    • Mantén un diálogo abierto con tu familia, para que comprendan en qué momento no puedes apoyarlos.
  • Si tienes niños pequeños o personas de la tercera edad en casa, y está tu pareja contigo debiendo ambos qué cumplir con sus respectivos trabajos, el único camino es ponerse de acuerdo de cuándo quién hace qué. No cometan el error de discutir sobre quién tiene el trabajo, junta o actividad más importante. Eso sólo empeoraría la situación y minaría su relación.

Recomendaciones si acudes a tu centro de trabajo

Sigue las recomendaciones del Sector Salud:

  • Procura estar a más de metro y medio de tus compañeros, por más sanos que se vean
  • No te toques la cara con las manos
  • Procura lavarte las manos lo más frecuentemente que puedas
  • ¡Mucho cuidado con los dispensadores de papel para secarse las manos y los picaportes de las puertas! De nada servirá que hayas lavado las manos si tienes que usarlos. Una buena idea es sacar primero el papel que usarás para secarte y después lavarte las manos, usando el mismo papel para abrir la puerta.
  • Al llegar a casa lávate las manos, y de ser posible, cámbiate de ropa y zapatos.

Recomendación adicional: Explora nuevas fuentes de ingresos

¿Te gusta escribir? ¿O quizá te gusta dibujar? ¿Sabes hablar algún otro idioma? En Internet existen diversas plataformas que, cual si fuera Uber, permite que personas que brindan servicios de redacción, dibujo, diseño o traducción entre otros, entren en contacto con personas que necesitan sus servicios.

De igual manera, no todos los padres tienen el conocimiento – o la paciencia – para apoyar a sus hijos con las actividades que les deja la escuela. Es posible dar clases particulares, ¡en línea! Y puedes utilizar tus redes sociales para informarlo entre tus conocidos. Y lo mismo aplica para otras habilidades que otra persona podría querer aprender como tocar algún instrumento o tejer con estambre.

Finalmente, tenemos la solidaridad. Es posible que un vecino no pueda salir a realizar sus compras. U otro que su mascota necesariamente tenga que salir a pasear y él no pueda llevarla. También están quienes, por estar trabajando desde casa, no puedan lavar su auto o regar su jardín, por ejemplo. Es posible apoyarnos entre todos, y si bien quizá no ganemos dinero, si podremos ayudarnos a salir lo mejor parados posible de esta contingencia.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *