5 formas de prevenir que una enfermedad contagie a tu bolsillo

Imagen Temporal ODESSA

Jack Ma, fundador de Alibaba, decía hace poco que nadie había llevado a la quiebra a su familia por pagar un seguro de gastos médicos. Pero que sí conocía a familias que habían quebrado por cubrir los gastos médicos requeridos para tratar la enfermedad de uno de sus miembros. ¿Qué debemos cuidar para evitarlo?

1. Ten en orden tu Seguro de Gastos Médicos

No es necesario que salgas a cotizar seguros. Si estás afiliado al IMSS como trabajador, con tus aportaciones y las de tu patrón ya estás pagando un seguro que incluye servicios médicos, hospitalarios y medicinas. El problema viene cuando no nos preocupamos por tener los papeles en orden sino hasta que tenemos una urgencia.

  • Si cambiaste de domicilio, solicita tu cambio de clínica familiar.
  • Confirma que estén tus beneficiarios dados de alta.
  • Todos deben de tener su carnet de salud vigente.

2. Crea un fondo para enfermedades

Aunque tengas derecho al IMSS o pagues un seguro de gastos médicos privado, no todo lo que llega a requerir un paciente lo cubre el seguro. Éstos son algunos ejemplos:

  • Pañales en caso de incontinencia,
  • Cremas para evitar llagas por estar tanto tiempo acostado,
  • Jabones especiales para curar llagas y rozaduras,
  • Complementos alimenticios para ayudar a la curación del enfermo.

Si separas un 5% de tu salario depositándolo en una cuenta de ahorro, tendrás con qué hacer frente a este tipo de gastos, así como a consultas médicas privadas de ser el caso.

3. Evita la automedicación

Además de evitar los riesgos sanitarios debidos a la automedicación (como, por ejemplo, que una bacteria genere resistencia a un antibiótico por el uso no adecuado de este último), también hay un riesgo para nuestro bolsillo. Al automedicarnos, compramos medicinas, y si no nos curamos, entonces compramos otras medicinas. Esto puede llegar a volverse un costoso círculo vicioso.

Por otro lado, sin el tratamiento adecuado, la enfermedad podría complicarse, con lo cual requeriríamos un tratamiento más costoso para combatirla.

4. Sé prudente con los tratamientos alternativos

No pretendo discutir la efectividad de la herbolaria tradicional, la homeopatía o la acupuntura. Pero sí debemos cuidar que los costos sean razonables, y ser críticos en cuanto a que, si el tratamiento no está funcionando, no tiene caso seguir gastando en él. Y nuevamente, si por no llevar el tratamiento correcto la enfermedad se complica, tanto nuestro paciente como nuestro bolsillo lo van a sufrir.

5. ¡Evita a los Charlatanes!

En ocasiones, ante el sufrimiento de un ser querido o la búsqueda de un remedio para una enfermedad compleja, las personas terminan cayendo en manos de gente sin escrúpulos, los cuales venden supuestos medicamentos, productos o tratamientos milagrosos. Tristemente en muchas ocasiones, en su desesperación, llegan a endeudarse o a vender su patrimonio, obteniendo a cambio tan solo la ilusión de una curación que no va a llegar.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

One Comment

  1. tengo una pregunta,
    tengo una cantidad de dinero ahorrado a plazo fijo (diciembre) aqui en odessa, ahora con el problema del covid si necesitara retirar dinero de ese me pueden facilitar su dispocision?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *