Los NOs que te ayudarán a SÍ tener dinero en tu cartera

Imagen Temporal ODESSA

Desde pequeños nos enseñan que, saber decir NO a tiempo, nos evita muchos problemas. Vicios, fraudes, abusos… Situaciones que incluso pueden poner en riesgo nuestra salud o nuestra vida. Sin embargo, pocas veces se habla de los NOs que nos ayudan a que el dinero nos rinda, incluso para ahorrar y ponerlo a trabajar para nosotros.

NO Uses tu tarjeta de crédito si no tienes dinero

La tarjeta de crédito no es una extensión de tu salario. No es para salir del paso cuando en dinero no alcanza. Sí, sé que seguramente debatirás argumentando «que las emergencias», «que si no puedo saber que mi hijo se va a enfermar». Pero, ¿sabías que el Banco de México hace cada año un estudio de inclusión financiera, donde uno de los puntos es el motivo por el cual se usan las tarjetas de crédito? Bien, los resultados son contundentes: Menos del 5% de los pagos realizados con tarjetas de crédito son para cubrir emergencias.

NO Gastes sin hacer antes un presupuesto

Si lo haces, corres el riesgo de ir pagando y comprando conforme las necesidades van apareciendo. Pero no todas las «necesidades» tienen la misma prioridad, ni la misma criticidad. Si no separas el dinero para lo importante y lo utilizas para pagar cosas secundarias, cuando llegue el momento, terminarás pidiendo prestado o usando la tarjeta de crédito.

NO Hagas compras impulsivas

Todos nos quejamos de que vivimos al día… Pero si vivimos al día, ¿de dónde sale el dinero para el café con las amigas, la cerveza con los amigos o las papitas para los hijos? La respuesta es simple: nuevamente de préstamos o de la tarjeta de crédito. Por ello, si no has planeado comprar algo habiéndolo contemplado en tu presupuesto, no lo compres. Piensa que, si lo haces, entonces tendrás qué revisar tu presupuesto y determinar qué gasto vas a sacrificar.

NO Vayas a tiendas o comercios si estás deprimido o con hambre

Estudios de hábito de compra lo demuestran: Tanto hombres como mujeres, cuando están deprimidos, son más propensos a caer en la tentación de comprar de manera impulsiva para «darse un gusto» o «porque se lo merecen». De igual forma, las personas hambrientas tienden a comprar alguna botana, chocolate o dulce para «engañar el hambre»… ¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué hay tantas golosinas en las colas de las cajas de los supermercados?

NO Retires toda tu quincena llevando el efectivo contigo

En este caso es la CONDUSEF la que da la voz de alarma: Está comprobado que entre más morralla y billetes pequeños tenemos en nuestros bolsillos, caemos con mayor frecuencia en la tentación de realizar compras por impulso. Por ello es mejor mantener nuestro dinero en el banco, e irlo retirando conforme lo necesitamos.

NO te esperes a ver qué te sobra para comenzar a ahorrar

Todo aquel que ha alcanzado la libertad financiera, desarrolló primero el hábito del ahorro. Así que, si en verdad quieres dejar de vivir al día, dale su lugar al ahorro y priorízalo en tu presupuesto, siendo a lo primero que dediques una parte de tu ingreso. ¿Cuánto hay que ahorrar? Lo ideal es que un 10%, pero lo importante es empezar con lo que puedas.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

4 Comments

  1. Les recomiendo el libro » El hombre más rico de babilonia» con el supe la importancia del ahorro entre otras diciplinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *