¿Sabes cómo evitar que la Catrina te agarre desprevenido?

¿Sabes cómo evitar que la Catrina te agarre desprevenido?

Pocas fiestas son tan mexicanas como la celebración del día de muertos. Y si bien el festejo ya pasó apenas hace un par de días, es un buen momento para meditar si estamos preparados. Porque lo que es la Catrina, no avisa. ¿Tu familia conoce tus diferentes cuentas de ahorro? ¿Saben que las deudas de tus tarjetas de crédito no tienen que pagarla? ¿Ya tramitaste la liberación de la hipoteca de tu casa?

Dependiendo qué tan metódicos seamos, nuestros documentos estarán más o menos ordenados… De acuerdo a nosotros. Pero si ya no estamos, el que nuestra familia tenga que «descubrir» lo que teníamos y a lo que tienen derecho, puede ser un proceso largo y complejo. ¿Cómo podemos apoyarles para superar lo más pronto posible esos momentos tan difíciles?

Consigue una carpeta de pasta dura, de las que tienen arillos, así como protectores transparentes de hojas. En diferentes protectores pon cada uno de los siguientes documentos:

1 Seguros de Vida

Guarda en un protector transparente la póliza de tu seguro de vida junto con sus diferentes endosos, incluyendo de preferencia el último comprobante de pago.

No incluyas los seguros que te dan tarjetas de crédito, hipotecas o créditos automotrices, ya que en esos casos el seguro sirve para cubrir el adeudo, y sólo si hay excedentes, se entrega a los beneficiarios. Este tipo de seguros es recomendable guardarlos con el producto asociado respectivo.

2 Cuentas de Ahorro

Resguarda el contrato de tu cuenta de ahorros junto con la carátula de tu último estado de cuenta. Si has cambiado de beneficiarios, también hay que incluir el documento respectivo en el protector.

3 Tarjetas de Crédito

Nuevamente hay que resguardar el contrato y el último estado de cuenta, señalando explícitamente si la tarjeta en cuestión cuenta con seguro para cubrir el saldo por fallecimiento, así como el proceso a seguir en caso necesario. Si la tarjeta lo que incluye es un seguro de vida, agrega la documentación del seguro, así como el documento de cambio de beneficiarios de ser el caso.

4 La Hipoteca de la Casa

Cuando aún la estás pagando

Guarda en otro protector la carátula de la hipoteca junto con el último estado de cuenta, así como una hoja en la que indiques dónde está resguardada o quién tiene la escritura de la hipoteca (Por el tamaño de las escrituras, sería poco práctico guardarla en la carpeta). Prácticamente en todos los casos las hipotecas incluyen un seguro de vida, con el cual se salda el adeudo y, de haber excedente, se entrega a los beneficiarios. El proceso a seguir y los beneficiarios también es recomendable meterlos en el protector transparente.

Si ya la terminaste de pagar

¡Asegúrate de liberar la hipoteca! Un gran número de personas, cuando terminan de pagar su casa, olvidan – o no saben- que se requiere generar una nueva escritura, en la cual el notario da fe de la cancelación de la hipoteca (es decir, que la propiedad ya se encuentra libre de gravamen). Si una persona fallece sin haber liberado la hipoteca, el proceso a seguir es bastante engorroso para sus herederos.

5 El crédito de tu automóvil

Nuevamente hay que guardar el contrato junto con el último estado de cuenta, así como una guía sencilla del trámite a seguir para que el seguro asociado cubra el adeudo.

6 La importancia del testamento

Mientras que en el seguro y las cuentas de ahorro puedes designar beneficiarios, no ocurre lo mismo con una propiedad o un automóvil. Para evitar discusiones entre tus familiares, lo mejor es que indiques explícitamente cómo deseas que se repartan tus bienes. Puedes encontrar más información en El Testamento, tu mejor garantía para asegurar el patrimonio de quienes amas.

7 Guía general y contactos importantes

En la primera hoja de la carpeta deja, por escrito, los datos de contacto de

  • Tu abogado,
  • El albacea,
  • Instituciones bancarias donde tienes tus cuentas,
  • Tu agente de seguros,
  • El área de Recursos Humanos de la empresa donde trabajas,

Adicionalmente puedes incluir alguna guía, recomendación o mensaje que consideres pertinente.

La carpeta guárdala en un lugar seguro de la casa, indicando dónde se encuentra a tu cónyuge, tu abogado y tu albacea. De esta manera, si te llegara a pasar algo, ellos podrán consultarla y saber qué hacer, heredándoles beneficios en vez de problemas.

¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *