¿Cuáles son las mejores opciones para contratar un seguro de auto?

Imagen Temporal ODESSA

Si tienes auto, que esté asegurado es una necesidad. Desde proteger el patrimonio que representa, hasta responder a posibles daños que causaras a terceros. Pero existiendo en la actualidad tantas opciones para contratarlos, ¿Cuál es la más recomendable?

1) Con un Agente de Seguros

Esta es la opción digamos clásica, en la cual un agente, en persona, evalúa tus necesidades y te recomienda aquellas opciones que considera te conviene. Claro, dentro del catálogo de aseguradoras que él o ella maneja.

Ventajas: Tienes un trato personalizado, donde tus dudas e inquietudes serán resueltas en una conversación normalmente agradable. En caso de tener un incidente, si bien todo trámite es directamente con la aseguradora, el agente te puede asesorar e incluso lo llegar a acompañar, dependiendo de su estilo y disponibilidad de tiempo.

Desventajas: Existen muchos “agentes” que realmente sólo son vendedores, verdaderos mercenarios que sólo están interesados en el beneficio que pueden obtener. Puede encontrar algunos consejos para identificar a un buen agente siguiendo esta liga.

Costo: Suele ser el más elevado de todas las opciones que evaluaremos. ¿Motivo? El costo de la prima que otorga la aseguradora por sus pólizas suerte estar relacionada con el parque vehicular que maneja el agente. Es decir, entre más autos haya asegurado entre sus clientes, mejores precios podrá conseguir con la aseguradora.

2) Seguros ofrecidos por bancos

Algunos bancos tienen sus propias aseguradoras, mientras otros optan por hacer alianzas con instituciones especializadas en seguros.

Ventajas: La principal es la facilidad de contratación, ya sea a través de las llamadas con las que bombardean a sus clientes, de sus portales web, en sus sucursales, e incluso, en algunos casos, a través de sus aplicaciones móviles y cajeros automáticos.

Desventajas: El trato suele ser muy despersonalizado, y fuera de canalizarte con la aseguradora, no brindan asesoría real en caso de siniestro, y menos aún de acompañamiento. Por otro lado, su portafolio de opciones de limita a sus propios seguros (cuando son internos), o de las aseguradoras con las que tengan convenio.

Costo: El parque vehicular asegurado que manejan los bancos, suele ser mayor que el de los agentes independientes. Por tanto, normalmente se pueden encontrar mejores precioso por las mismas coberturas.

3) Comparadores por Internet

Si bien en la realidad detrás de estas páginas hay agentes de seguros comunes, su modelo de negocio es brindarte, en un solo lugar, un amplio bufete de opciones entre las cuales tú tomas la decisión.

Ventajas: Como vimos anteriormente, su principal ventaja es brindarte una tabla comparativa para que tú tomes tu decisión. Además, al hacerse todo por internet, tienes la libertad de evaluar las opciones, cotizar variaciones en las coberturas y contratar tú seguro desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Desventajas: La libertad conlleva sacrificar la atención personalizada, así como la explicación detallada en un lenguaje que tú comprendas. Y al igual que en el caso de los bancos, de tener un siniestro, no te brindarán mayor asesoría que dirigirte con la aseguradora que contrataste.

Costo: Llega a ser muy variable, ya que depende de la cantidad de vehículos que hayan logrado asegurar. Y como esa información no la comparten en su página web (A menos que les convenga por estrategia comercial), terminas teniendo que comparar entre diferentes comparadores por Internet.

4) Cajas de Ahorro

Algunas cajas populares y de trabajadores firman convenios con aseguradoras para beneficio de sus socios. Usualmente les cuentan con diferentes opciones para comparar el precio de las coberturas en sus portales web, brindando la opción de contratación en línea.

Ventajas: En general cuentan con las mismas que los Comparadores por Internet, con dos beneficios adicionales:

  • Puedes pagar las primas directamente con el saldo de tus cuentas de ahorro,
  • Los automóviles de todos los socios de la caja son, en su conjunto, el tamaño del parque vehicular total potencialmente asegurable. Y ése potencial les brinda, a las cajas grandes y bien constituidas, una sólida plataforma de negociación ante las aseguradoras.

Desventajas: En un gran número casos, sólo los socios pueden utilizar este servicio. Por lo que, si no eres socio, no tienes acceso a sus beneficios. Adicionalmente se repite la asesoría limitada en caso de siniestro, así como el nulo acompañamiento.

Costo: Si bien el costo depende directamente del tamaño de la caja, las más grandes llegan a tener parques vehiculares más grandes que los de las flotillas de grandes empresas, e incluso, de muchos organismos gubernamentales. Bajo esta premisa, a través de las cajas es donde potencialmente puedes encontrar los mejores precios.

Un ejemplo de lo anterior es la Caja de Ahorro de Trabajadores ODESSA, la cual cuenta actualmente con un parque vehicular de más 750 mil automóviles, además de no requerir de ser socio para poder contratar el seguro que más te convenga entre las diferentes aseguradoras con las que tienen convenio.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *