Robustecer tus finanzas personales, objetivo para tus propósitos 2019

propósitos 2019

Un nuevo año inicia, y con él nuestros propósitos renovados de mejorar. Es común hablar de hacer ejercicio, bajar de peso, ahorrar, pagar deudas… Pero, ¿qué me dices de robustecer tus finanzas personales? ¿Proteger tu patrimonio ha sido alguna vez objetivo de tus propósitos de año nuevo?

¿Cómo robustecer mis finanzas personales?

Hay eventos que, en caso de ocurrir, pueden dañar severamente tu patrimonio

  • Perdiendo tus ahorros,
  • Provocando que te sobre-endeudes,
  • Obligándote a vender nuestros bienes,
  • O dañándolos de manera irreparable, con lo cual pierden todo su valor.

Es cierto que eventos de esta magnitud no son frecuentes en la vida de una persona, pero estadísticamente todos tendremos que enfrentar cuando menos uno a lo largo de nuestra vida. Y ése único evento, potencialmente, puede dejarnos sin nada. Y lo peor es que ocurren de manera súbita, no planeada, por lo que difícilmente estaremos preparados financieramente para enfrentarlos.

Y si son súbitos y no planeados, ¿Cómo podríamos prepararnos? A través de los seguros.

1) Seguro de Automóvil

Éste es, con diferencia, el seguro más conocido y con mayor cobertura. Y la razón es simple: Por ley, todo propietario de un vehículo debe estar asegurado cuando menos contra daños a terceros. Pero, ¿de qué te protege?

  • Daño a terceros, es decir, si con nuestro vehículo dañamos las propiedades o la persona de terceros, el seguro se encarga de reparar el daño;
  • Daños a tu vehículo, cubriendo la aseguradora su reparación para que vuelva a serte útil;
  • Robo, con lo cual te darían el dinero para poder adquirir otro vehículo, o cuando menos, para poder dar el enganche de uno nuevo.

Adicionalmente suelen contar son servicios extendidos, como servicios de rescate, grúa, o automóvil de reposición para que utilices en lo que se repara el tuyo.

2) Seguro de Vida

Aquí lo que se busca es dar certeza y garantizar la continuidad de nuestras familias en caso de que no podamos seguir generando ingresos. La protección de un seguro de vida normalmente cubre

  • Básico de vida, con el cual, si el asegurado fallece, se entrega el monto contratado a sus beneficiarios;
  • Incapacidad total y permanente, el cual permite cobrar en vida el monto contratado en caso de quedar incapacitados por algún accidente o enfermedad;
  • Muerte accidental, el cual se entrega a los beneficiarios en caso de fallecer el asegurado en un accidente de cualquier tipo, no únicamente vehicular, y adicionalmente a la cobertura básica de vida;
  • Pérdidas orgánicas, para el cual hay una tabla que indica, dependiendo del órgano perdido a consecuencia de un accidente, el monto que se entregaría al asegurado;
  • Dotal, con el cual el asegurado puede cobrar el monto asegurado para la cobertura básica de vida, en caso de sobrevivir a un plazo definido en el contrato.

3) Gastos Funerarios

Fallecer conlleva una serie de gastos, que, si no estamos preparados, terminan absorbiendo nuestros familiares. En términos generales cubren todo lo relativo al velorio (Renta del velatorio, servicios funerarios, féretro, urna para las cenizas), y la disposición de los restos, tanto si el fallecido es incinerado, como si es inhumado (Incluyendo ya sea la cripta o la tumba).

4) Seguro de Gastos Médicos Mayores

Un poeta algo cínico dijo una vez que “la salud es el periodo de descanso entre dos enfermedades“. Y si bien el ejercicio, la alimentación y los buenos hábitos nos ayudan a prevenir enfermedades, ninguno estamos exentos de sufrir alguna cirugía, de padecer alguna enfermedad crónica, o de ser víctimas de un accidente. Lo que busca un seguro de gastos médicos es ayudarnos a recuperar la salud, o cuando menos, a mantener controlada la enfermedad, cubriendo

  • Honorarios médicos;
  • Análisis clínicos;
  • Medicamentos;
  • Servicios hospitalarios;
  • Cirugías;
  • Tratamientos de rehabilitación.

Algo muy importante para tener en cuenta es que, en todos los casos, para que pueda cobrarse un seguro de este tipo es necesario que haya diagnosticada una enfermedad. Por tanto, sin importar cuánto hayas gastado en análisis y consultas, mientras no tengas un diagnóstico definitivo, la aseguradora no te pagará ni un peso.

5) Seguro de hogar

Nuestra casa es el principal patrimonio que tenemos la mayoría de los trabajadores. Usualmente se compra a través de hipotecas, requiriendo de años – incluso décadas – para lograr cubrirlas… Y, sin embargo, es el seguro menos contratado. Este seguro suele cubrir:

  • Daños a la propiedad por rayo o explosión (lo cual es la cobertura básica);
  • Daños a la propiedad por terremoto o erupción volcánica (se contrata de manera adicional);
  • Daños a la propiedad por inundaciones o fenómenos meteorológicos, como huracanes o tornados (también se contrata de manera adicional);
  • Remoción de escombros;
  • Daño a contenidos (todo lo que se tiene dentro de la casa, desde ropa hasta electrodomésticos);
  • Robo de contenidos;
  • Responsabilidad civil de los ocupantes de la casa.

¿Qué hacer para cumplir este propósito de año nuevo?

Revisa qué seguros te hacen falta, cotízalos, y haz un plan para contratarlos.

Para ello considera que

  • En algunos centros de trabajo se otorga a los empleados, como prestación, un seguro de vida equivalente a varios meses (o años) de salario;
  • Si eres derechohabiente del IMSS, tienes cubiertos los servicios de salud;
  • Al contratar una hipoteca para comprar una casa, se incluye un seguro contra daños de la vivienda;
  • Algunos seguros de vida, de gastos médicos y de hogar incluyen, sin costo adicional, el seguro de gastos funerarios;
  • Te recomendamos el artículo ¿Conviene adquirir los seguros que ofrecen las Tarjetas de Crédito?.

Puedes aprovechar los beneficios de tu caja de ahorro de trabajadores para contratar un seguro de vida, un seguro vehicular, o uno de gastos funerarios. Déjanos saber tu inquietud en los comentarios, ¡y con gusto te brindaremos la información!

Que la salud, la prosperidad y la armonía les acompañen a lo largo de este año 2019,

¡Felicidades!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *