Riesgos y cuidados al acudir a Reparadoras de Crédito

¿Cómo escoger una reparadora de crédito?

El uso desmedido de tarjetas de crédito y préstamos personales suelen acabar de la misma manera: Personas endeudadas. Y muchos casos llegan a ser tan delicados, que la persona ya no puede cubrir los pagos mínimos mensuales, o peor aún, retiran de una tarjeta para cubrir los mínimos de otras.

Es en estos momentos cuando aparecen las Reparadoras de Crédito, es decir, empresas que se presentan a sí mismas como la solución para saldar tus deudas y limpiar tu historial crediticio. Incluso llegan a decirte que pueden negociar con tu banco descuentos del 70%

¿Cómo funcionan las reparadoras de crédito?

Lo primero que te dicen es que debes dejar de pagar todas tus deudas, y en lugar de ello, aportar una cuota mensual a su programa de ahorro, buscando te sea cómoda según tu presupuesto.

Cuando aparecen los cobradores, simplemente les ofrecen la cantidad que tienes ahorrada (menos su comisión por éxito como pago total). Si aceptan, se liquida la deuda. De lo contrario no se paga, sigues ahorrando y al siguiente mes vuelven a hacer lo mismo, hasta que los cobradores lo acepten.

¿Sus servicios son legales?

No en realidad. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), advierte que en México no existe la figura legal de “reparadoras de crédito”.

¿Qué significa lo anterior? Que no están contempladas por la ley ni supervisadas por el gobierno, y que trabajan con esquemas diseñados por ellas mismas. Al no estar reguladas por ningún órgano de gobierno, no hay manera de presentar una reclamación ante las autoridades en caso de incumplimiento o fraude.

¿Qué tan caros son sus servicios?

Si bien los costos varían, en la mayoría de los casos se cobra

  • una cuota general por integración, alta, apertura y trámites administrativos,
  • cuota mensual por servicios como atender a los despachos de cobranza y gestión con los bancos,
  • un porcentaje de la deducción de la deuda que logren conseguir.

Recomendaciones al evaluar contratar reparadoras de crédito

  • Si una reparadora te solicita dinero en efectivo o hacer depósitos en una cuenta personal sin haber resuelto nada todavía, es factible que se trate de un fraude,
  • Siempre ten presente que nadie más que tú puede gestionar de manera legal, limpiar tu historial crediticio,
  • No creas todo lo que te dicen, muchas reparadoras ofrecen reducciones milagrosas en tus adeudos, pero ninguno te las puede garantizar,
  • Considera que las reparadoras no pueden obligar a las empresas de cobranza a que dejen de llamarnos,
  • Corres el riesgo de que estropeen tu historial crediticio,
  • Evalúa las causas que te llevaron a un endeudamiento y evita volver a caer en esta situación,
  • No consideres la tarjeta de crédito como un ingreso adicional.

La mejor recomendación siempre será negociar directamente con tu banco, ya sea estipulando un plan de pagos fijos o consolidando tus deudas.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

One Comment

  1. Muy buen comentario para tomar en cuenta y tenerlo presente,
    salu2 y buen miércoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *