Cinco decisiones de las que te podrías arrepentir en El Buen Fin 2017

Cinco decisiones de las que te podrías arrepentir en El Buen Fin 2017

Del viernes 17 al domingo 20 de noviembre se llevará a cabo El Buen Fin, “El fin de semana más barato del año”. Son muchos los que esperan la fecha con la intención de aprovechar las ofertas, pero si no se toman las debidas precauciones, seguramente al final lamentarán el impacto en sus finanzas.

¿Qué es lo que debemos cuidar para evitarlo?

1) Acudir a las tiendas “para ver qué promociones hay”

Éste es el mejor camino para comprar cosas que en realidad no necesitas, destinando para ello dinero que ya tenías destinado para otra cosa. El resultado: Deudas y falta de ahorro. Por ello, si no has planeado adquirir algo en El Buen Fin, no vayas a las tiendas. Y si lo planeaste, ve específicamente por el producto que requieres.

2) “Aprovechar los descuentos” sin haber verificado los precios unos días antes

Existen casos documentados en blogs y redes sociales de cómo algunas tiendas suben los precios, para sobre esos precios inflados dar sus “grandes descuentos“. Por ello es recomendable, si piensas comprar algún producto, revisar unos días cuánto cuestan los productos. De esta manera, llegado el día, podrás confirmar quiénes dan promociones de verdad.

3) Decidirte por “el precio más bajo” sin fijarte en el modelo

Al hablar de electrodomésticos, aparatos electrónicos y equipos móviles, cada año los fabricantes sacan nuevos modelos. Con nuevas características y capacidades, provocan que los modelos antiguos empiecen a quedarse en las tiendas. Precios muy bajos normalmente esconden modelos que llevan tiempo sin venderse. Esto no quiere decir que los equipos sean obsoletos, pero sí es importante que estés consciente de lo que estás comprando.

4) Comprar a crédito sin verificar antes tu presupuesto

¡Es tan sencillo pasar la tarjeta de crédito! Y mientras tengas crédito disponible, nada te impedirá seguir comprando hasta que excedas tu capacidad de pago. La buena noticia es que puede evitarse, pero requiere disciplina: Sólo compra lo que hayas planeado con antelación y que hayas incluido en tu presupuesto, garantizando así que podrás absorberlo.

En caso de que requieras comprar varios artículos de los cuales no sepas previamente el precio, define un monto máximo a comprar durante el Buen Fin. Cada vez que compres, revisa que el precio a pagar sea menor al monto que hayas destinado, restando de dicho monto el precio de lo adquirido. La regla de oro es que, una vez que te acabes el importe, dejes de comprar. ¿Y si no te alcanza para todos los productos? Entonces prioriza qué es lo más necesario, que puede ser adquirido con tu presupuesto.

5) Buscar “pagos más pequeños” con los meses sin intereses

En el Buen Fin es común encontrar productos a 36 meses o más sin intereses, lo que significa que para este año, ¡es muy posible que haya un gran número de personas aún pagando lo que compraron hace 3 años! Esto provoca que no puedan ahorrar, que no puedan comprar de contado… Lo cual conduce a que vuelvan a comprar a meses sin intereses.

Éste es un círculo vicioso en el cual es sencillo caer hipotecando tu futuro. Sé prudente, evita en lo posible los plazos largos, y una vez más, planifica tus compras. Es lo único que evitará que no termines con “cruda financiera” después del Buen Fin.

¡Éxito!

Referencias

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

4 Comments

  1. Muy buen aporte, siempre leo los artículos de este blog y me parecen muy buenos, pero este tema en especial es importante tocarlo, son temporadas como esta las que provocan muchos desequilibrios en las finanzas personales y familiares. No esta mal comprar y darte tus gustos e incluso tus lujos, lo que está mal es no poner un límite con antelación, hacerlo de manera indiscriminada y peor aún no tener una estrategia de contingencia por si se te va la mano.
    Un saludo y muy buen trabajo 🙂

    • ¡Una gran aportación Ramón! Muchas gracias por compartirla

      Me llamó la atención tu comentario respecto a “no tener una estrategia de contingencia por si se te va la mano“… ¿A qué te refieres con ello?

  2. Hay una máxima de las finanzas personales que dice “Si no puedes pagarlo de contado significa que aun no te lo mereces”

  3. es muy cierto la verdad es que si queremos algo de verdad vamos a hacer lo posible por hacernos de eso sin limitarnos en las cosas mas basicas y prioritarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *