¿Cuándo no debemos utilizar Tarjetas de Crédito por ningún motivo?

¿Cuándo no debemos utilizar Tarjetas de Crédito por ningún motivo?

Hay momentos en los que, sin excusa, no debemos usar las tarjetas de crédito ya que nos exponemos a un severo riesgo financiero. Y no tanto por la posibilidad de que clonen las tarjetas, sino por el endeudamiento que podría generarse casi sin darnos cuenta.

1) No uses la tarjeta de crédito para completar tus ingresos

Esta es quizá la primera fuente de endeudamiento con tarjetas de crédito. Si tus gastos son mayores que tus ingresos entonces debes recortar tus gastos, y no utilizar la tarjeta para pagar aquello para lo cual tu sueldo ya no te alcanza.

2) No retires de una tarjeta para pagar otra

Este es un síntoma de que la deuda se ha escapado de las manos. Es mejor buscar re-estructurar la deuda con tu banco o conseguir un préstamo más económico para saldar la tarjeta, pero eso sí, guardando bajo siete llaves la tarjeta para no volver a usarla (Y si la destruyes, ¡mejor!)

3) No tomes dinero de la tarjeta para invertir

Por más prometedora que sea la inversión, requiere de tiempo para que te genere rendimientos. Y mientras tanto, cada mes hay que pagar la tarjeta incluyendo los intereses generados, los cuales, por cierto, suelen ser muy elevados (Las tarjetas de crédito son de las opciones más caras de financiamiento). Por otro lado, ¿qué pasaría si al final la inversión no te genera el rendimiento que esperabas?

4) No utilices tu tarjeta de crédito para apostar

Si por alguna razón vas a apostar, hazlo con dinero propio que estés dispuest@ a perder. Jamás con dinero que necesitas (el pago de la renta o colegiaturas) y mucho menos con dinero que no es tuyo (Ya sea del banco, de amigos o de agiotistas). Desde el momento en que alguien esté dispuesto a apostar endeudándose, podemos afirmar que tiene un problema con el juego y que necesita urgentemente apoyo.

5) Evita llevar la tarjeta contigo cuando estés deprimid@

Una persona deprimida suele no darle importancia a las cosas, de manera que con facilidad podría usar su tarjeta aún sabiendo que no tiene para pagar lo que está comprando (“Con tal, una deuda más“, “Ya veremos luego cómo le hago“, “Cuando menos un gustito que me dé“). Si salir con alguna amiga o amigo a un centro comercial te motiva, ¡adelante! Sólo recuerda dejar las tarjetas en casa.

6) No retires dinero en efectivo de tu tarjeta

No te confundas: Las tarjetas de crédito no son fuente de liquidez. Lo único que estás logrando es comprometer un ingreso futuro ya que deberás devolver ese dinero, más las comisione, más los intereses que se hayan generado. Por tanto, si bien pudieran resolver momentáneamente un problema de liquidez, a la larga en realidad lo empeoran.

7) No sostengas con tu tarjeta un nivel artificial de vida

Ropa, viajes, joyas, celulares… Objetos que sirven para reflejar un estatus social que no necesariamente se tiene. Tú eres valios@ por ser quien eres, por lo que aportas a tu comunidad, por la inspiración que brindas a las personas que te son cercanas. No necesitas comprarte cosas para demostrarlo.

Nunca lo olvides:

Evitemos gastar el dinero que no tenemos en comprar cosas que no necesitamos para impresionar a gente a la que no le importamos

¡Éxito!

Referencias

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

5 Comments

  1. Todo estuvo bien, coincido. Me dio mucha risa lo de los apostadores que necesitan ayuda y algo cursi lo de que la persona vale por lo que es y aporta a su comunidad.

  2. Evitemos gastar el dinero que no tenemos en comprar cosas que no necesitamos para impresionar a gente a la que no le importamos
    “Tyler Durden”

  3. me encanto del todo!
    lastima yo soy una persona que le encanta gastar todo!
    necesito ayuda, pero intentare ya no hacerlo
    gracias por tus consejos.

  4. Muy cierto todo esto.
    Para lo único q t serviría la tarjeta de credito es para comprar a meses sin interés, siempre y cuando lleves un control de tus ingresos y gastos.

  5. si no tenemos la cultura del ahorro por lo menos no endeudarnos ni gastar lo que no hemos gando y menos con una tarjeta de credito en lo personal la tarjeta de credito sin usarla me dio unos problemas con la anualidad por eso no uso tarjetas de credito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *