Cartera sana en cuerpo sano, ¡Activate!

Cartera sana en cuerpo sano, ¡Activate!

¡Así es! No sólo la mente se ve beneficiada por el ejercicio y la buena alimentación, sino también nuestras finanzas personales.

Las grandes plagas de nuestro tiempo son las llamadas «enfermedades silenciosas«, ya que suelen no tener síntomas evidentes hasta que ya están muy avanzadas: hipertensión, diabetes, arterioesclerosis, colesterinemia… Todas ellas enfermedades que afectan nuestra calidad de vida e un incluso pueden llevar a la muerte; Todas ellas prevenibles con buenos hábitos alimenticios y dejando atrás la vida sedentaria.

Pero, ¿y qué tiene que ver con nuestras carteras?

Estas enfermedades – y otras no tan silenciosas como la lumbalgia – suelen requerir tratamientos que duran muchos años, lo que significa médicos, análisis clínicos y medicamentos.

Si tienes seguro social o seguro de gastos médicos, es posible que tengas cubiertos esos gastos… Pero éstas enfermedades conllevan gastos adicionales que no son cubiertos por las aseguradoras ni están contemplados en el sector salud: Jabones especiales, cremas, alimentos específicos, complementos vitamínicos y naturistas, muy rara vez son considerados, por lo que si el paciente decide adquirirlos requiere pagarlos de su bolsillo o a través de la ayuda de sus familiares.

Ahora bien, no estamos hablando de que te inscribas a un gimnasio o qué te vuelvas vegetariano (aunque no es mala idea considerarlo).

  • Haz 20 minutos de ejercicio al día (incluso sólo caminar hace la diferencia)
  • Las distancias cortas recórrelas a pie en vez de en auto
  • Usa escaleras en vez del ascensor (si son pocos pisos, claro)
  • En la oficina procura no pasar más de 40 minutos sentado. Ponte de pie, camina, estírate y haz unas sentadillas (agachadillas) agarrado del respaldo de tu asiento
  • Da la importancia que merece al descanso tanto físico como mental
  • Come 5 raciones de frutas y verduras al día
  • Evita las grasas y los embutidos
  • Limita el consumo de productos con azúcar o sal añadida
  • Limita el consumo de harinas
  • Aléjate de las drogas, el cigarro y sé mesurado con el alcohol.

Si lo analizas, estas recomendaciones no representan un gran esfuerzo o un duro sacrificio. Y la última es particularmente difícil para ti, esforzarte y lograrlo será un gran paso en tu vida.

Hazlo y te sentirás ligero, entusiasta y lleno de energía sin importar tu edad. Y en lo que respecta a tu bolsillo, no tendrás más adelante que utilizar tus ahorros para comprar salud 😉

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

3 Comments

  1. pues realmente es mucho mas facil decirlo que hacerlo, yo soy una chica gordita desde hace mucho tiempo y por mas que quiero estar sana y verme un pococ mejor no he podido hacer ni una de las cosas anteriormente mencionadas…
    es algo triste pero de hoy en adelante me esforsare y espero lograrlo.
    gracias.

    • Hola Ariadna,
      Así es, no es fácil lograrlo… Pero está en ti tener lo necesario para lograrlo: Determinación. Estoy seguro que tu esfuerzo se verá recompensado y no sólo te verás mejor, ¡sino que te sentirás mucho mejor!
      Claro que el camino que hay que recorrer cansa, pero si te llegaras a sentir desfallecer, recuerda que habemos quienes creemos en ti.
      Estaré al pendiente por este medio por si necesitas porras en un momento de debilidad, ¡nunca están de más! 😉

  2. me encantas las publicaciones pero aveces es realmente difícil al menos a mi por el trabajo y no me da tiempo de ejercitarme como quisiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *