¿Qué podemos hacer para prepararnos ante una posible crisis financiera?

¿Qué podemos hacer para prepararnos ante una posible crisis financiera?

Con el peso devaluándose ante el dólar, la caída de las bolsas de valores y la perspectiva de un nuevo presidente de EE.UU. cuyas promesas de campaña afectan negativamente a nuestros connacionales  y a los productos que exportamos a ese país, muchas personas temen que se detone una nueva crisis financiera. ¿Qué hacer para estar preparados y evitar que nos tome desprevenidos?

Reduce tus gastos

Aquí existen tres caminos a seguir:

I – Revisa tu presupuesto identificando los gastos indispensables (renta, luz, ahorro) reduciendo los demás gastos lo máximo que puedas

(Si hoy no manejas un presupuesto, empieza por El ABC en la elaboración de tu presupuesto)

II – Apégate a tu presupuesto no adquiriendo productos o servicios que no hayas presupuestado, eliminando totalmente los gastos hormiga

III – Compara precios y aprovecha las promociones y descuentos procurando ser más eficiente en tus consumos (como gasolina y electricidad)

Paga tus deudas

El dinero correspondiente a esos gastos que lograste reducir, ¡utilízalo para pagar deudas! Y claro está, procura no utilizar tus tarjetas de crédito, solicitar préstamos, ni buscar nuevos financiamientos.

¿Y si están por entregarte tu casa? Asegúrate que el crédito esté en pesos, que estén los intereses a tasa fija y que incluya un seguro de desempleo… Y por cierto, el seguro de desempleo normalmente se libera después de algunos meses de haberte quedado sin trabajo, así que debieras tener ahorrado lo correspondiente a las mensualidades de los meses de espera.

Ahorra lo máximo que puedas

El saber que se tiene dinero ahorrado siempre será fuente de tranquilidad, y más en épocas de crisis. Así que además del ahorro que ya debieras incluir en tu presupuesto (un 10% de tus ingresos), ahorra también el dinero correspondiente a los gastos que lograste reducir.

Pero, ¿y si tienes deudas? ¡Definitivamente las deudas tienen preferencia por el costo que los intereses representan! En este caso lo recomendable es que ahorres el 10% de los gastos que lograste reducir, y lo demás utilízalo para las deudas.

Genera un ingreso extra

Clases particulares, repostería sobre pedido, bisutería fina, ventas por catálogo… Hay tantas opciones como imaginación tengas, ¡y los mexicanos somos famosos por nuestra creatividad!

Aquí lo importante es que ese ingreso te sirva exclusivamente para incrementar tu ahorro, o en caso de tener deudas, que el 10% se vaya al ahorro y el resto para pagar tus deudas.

¿Y si al final no hay crisis financiera?

No te preocupes que no habrás perdido nada. De hecho, ¡habrás ganado mucho!

Tendrás finanzas personales sólidas, habrás desarrollado disciplina financiera, y tendrás un capital ahorrado que podrías invertir, ya sea en un negocio propio, ahorro a plazo en tu caja de ahorro o en algún instrumento financiero.

¡Éxito!

Referencias

4 comentarios

  1. buen día ,nosotros como empleados con un sueldo , por que no se pueden deducir gastos que usamos para venir a trabajar como la gasolina, mantenimiento de nuestro vehículo, nuestros consumos alimenticios que se hacen en el súper así como otros gastos, ya que no nos dan la oportunidad de recuperar algo de lo mucho que nos quitan del ISR.

  2. Tengo un crédito hipotecario en udis, que tanto me subirán, en la actualidad debo en ese crédito como $38,000.00 pesos. El banco no me quiere hacer mi cambio a pesos xk es una suma pequeña, segun ellos. Hay algo que pueda hacer para que me cambien mi crédito a pesos? Que les puedo argumentar ? Ayudeme por favor

    1. Hola Cecilia,
      No existe regulación o ley alguna que te impida convertir tu deuda en UDIS a pesos, por tanto hablamos de las políticas internas del banco. Ante ellas, la opción que tienes es solicitar la re-estructuración de la deuda, y si tu ejecutivo se mantiene en su postura de que no es posible, entonces solicitar una cita con el gerente.
      Excelente día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *