¿En qué hay que fijarse al elegir un seguro de auto?

Cómo seleccionar un seguro de auto

Ya sea por el riesgo de que nos lo roben, por la posibilidad de sufrir un accidente, porque nos lo exija la Ley de Tránsito o simplemente porque es requisito para que nos otorguen el crédito para comprarlo, en cuanto adquirimos un automóvil deberíamos asegurarlo. Pero con tantas opciones, ¿en qué fijarnos? ¿Cómo sacarle el máximo provecho? ¿Cómo evitamos problemas a la hora de necesitar que la aseguradora cubra algún accidente? Ésta es la primera entrega de una serie de tres artículos en los que responderemos a estas preguntas.

Para elegir un buen seguro de auto

1. Verifica que el seguro incluya cobertura amplia de responsabilidad civil, el cual cubre los daños que pudieras ocasionar a terceros en sus bienes (otros autos, bardas, equipos móviles aplastados por las llantas) o a sus personas (incluso si pierden la vida).

2. ¿Y los daños de tu  auto? Para ello es la cobertura de daños materiales, la cual cubre las reparaciones que pudiese requerir tu auto no sólo en caso de accidente, sino por eventos fortuitos como inundaciones, tormentas, árboles o anuncios caídos por vientos fuertes, e incluso por niños jugando (la clásica pelota de baseball).  Eso sí, considera que a menos que el responsable cubra el daño, en la gran mayoría de los seguros tu tendrías que absorber el costo del deducible, es decir, una parte del costo de la reparación.

3. Y hablando del deducible, éste es uno de los factores que afectan el costo de la prima del seguro. En general, entre mayor sea el deducible que contrates, menor será la prima a pagar por tu seguro. Otros factores importantes son el valor de tu vehículo, la marca y el modelo (las aseguradoras llevan una estadística de “siniestralidad“, es decir, de cuáles son los autos que sufren más siniestros), su antigüedad, las coberturas contratadas y el coaseguro (otro monto que absorbes dependiendo de condiciones estipuladas en las condiciones generales del seguro).

4. Las coberturas Robo Total y Pérdida Total te permiten recuperar el dinero invertido en tu automóvil en caso de que te lo roben (Robo Total) o en caso de que su reparación sea tan costosa que no se justifique (Pérdida Total). O para ser más precisos, parte del dinero invertido, ya que el monto que se te entrega se ve afectado por causas que deben encontrarse explícitamente descritas en las condiciones generales del seguro:

  • Retención del deducible y/o del coaseguro.
  • Que la cobertura cubra el valor de mercado del vehículo (es decir, el precio con el cual se podría comprar un automóvil con las mismas características) en vez del valor-factura del vehículo (el importe que aparece como precio total del vehículo en la factura que se te entregó al comprarlo). El valor-factura se contempla únicamente para automóviles nuevos.
  • Es muy común que las pólizas tengan un inciso el cual especifica que el monto asegurado será entregado al concesionario para cubrir el adeudo que se tenga por la compra de la unidad, entregándose el excedente al dueño del auto.

5. Otra cobertura muy útil es la asistencia legal, la cual te aporta la asesoría de un abogado al momento de tener un accidente. Y no es sólo que te de consejos sobre qué hacer, sino que está al frente de los trámites ante los juzgados vigilando que no te inculpen injustamente y gestionando tu pronta libertad de ser el caso. Incluso algunos seguros contemplan el pago de la fianza que te impusiera el juez.

6. Existen coberturas adicionales como rescates (te envían una grúa cuando el auto se descompone), cambio de neumáticos, pérdida de llaves, automóvil temporal de reemplazo, noches de hotel cuando te quedas varado en otra ciudad, recomendación de talleres mecánicos o servicios de asistencia en viajes entre muchos otros. Siempre pregunta a tu asesor de seguros por los beneficios adicionales que te correspondan.

Para concluir te compartiré un secreto: Al contrario de lo que muchos piensan, un seguro no debe contratarse “para no usarse” sino para explotarlo… Pero de eso conversaremos en la próxima entrega.

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

5 Comments

  1. hola que tal buen dia, tengo una duda puedo asegurar un auto del año 1989 es un tsuru es muy cotizado y buscados ya van varias veses q me lo quieren comprar pero tengo miedo q me lo roben es muy muy economico y me ayuda mucho con mi traslado 🙂

    • Hola!
      Sí es posible asegurar un automóvil año 1989, pero sería recomendable que compares varias opciones, ya que por la antigüedad algunas aseguradoras no aceptan la pérdida total y otras incrementan el deducible o el coaseguro.
      ¡Éxito!

  2. Solo queria comentar donde podria apoyarme para comprar un seguro de auto para mi coche tengo un Neon 1996 pero esta muy bien equipado tengo sonido y todo eso y es facil de abrirlo solo que necesitaria comprar un seguro de auto para tambien protegerlo

    • Hola Gerardo,
      Sí es posible. Entre los beneficios que tienen los trabajadores socios de las cajas de ahorro administradas por ODESSA están los seguros de autos. Puedes solicitar mayor información en el área de Recursos Humanos de tu empresa o llamándonos al (81) 8335 1286.
      Excelente inicio de semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *