La trampa de los Meses sin Intereses

¿A cuántas personas conoces que puedan comprar una cama, sala, televisión o lavadora en un solo pago? Seguramente a muy pocas, ¿cierto? Si no fuera por el crédito, muchos serían los productos – y servicios – que quedarían fuera de nuestro alcance, siendo los meses sin intereses la opción de financiamiento más solicitada. Sin c0sto adicional, mensualidades que sí se pueden pagar… verdaderas sirenas que siguen atrayéndonos con sus cantos y bondades al arrecife de las deudas, en donde más de uno se estrella y hunde sus finanzas personales.

No me malinterpreten. Los meses sin intereses son una excelente opción. Sólo que al igual que la belleza del canto de las sirenas hacía que los marinos se descuidaran, el entusiasmo por estrenar, por renovar un artículo ya viejo e inservible, o por conseguir algo que por mucho tiempo hemos deseado, provoca que nos descuidemos y caigamos en errores muchas veces imperceptibles hasta que nos damos cuenta que ya no nos alcanza el dinero.

¿Y hay que hacer para evitar los errores en los que nos pretenden hacer caer estas modernas sirenas al susurrarnos al oído?

  • Lleva un presupuesto donde registres tus ingresos, gastos y compromisos financieros, de manera que conozcas cuál es tu flujo de efectivo (dinero que te queda de tu sueldo después de pagar esos gastos y cubrir esos compromisos);
  • Antes de realizar la compra, verifica en tu presupuesto que tengas el flujo de efectivo para pagar las futuras mensualidades procurando siempre dejar un margen (entre mayor, mejor) para gastos no contemplados e imponderables;
  • Si tus ingresos y tus gastos se mantienen en equilibrio (es decir, sus montos son muy semejantes) significa que no tendrás el dinero para pagar, así que evita realizar la compra pensando que de algún lugar saldrá el dinero para pagar las mensualidades… usualmente no ocurre;
  • Evita el error de comprar fijándote únicamente en tus gastos inmediatos. Siempre ten en cuenta que estás comprometiendo parte de tu flujo de efectivo en un plazo muy grande (12, 24 o 36 meses) y que en ese tiempo seguramente habrá pagos periódicos que nos son frecuentes que tienes que pagar, como inscripciones, fiestas decembrinas, cumpleaños, alguna graduación, etc;
  • Al momento de decidir el plazo de tu compra no consideres únicamente el monto de tus mensualidades (que conforme más pase el tiempo más chicas son). También pon en la balanza que al extenderse el tiempo la posibilidad de que surjan imprevistos o emergencias así como posibles reducciones de tus ingresos se incrementan, por lo que es necesario que busques el equilibrio entre el monto del pago y el riesgo de en algún momento no tener el dinero para pagarlo;
  • No olvides actualizar tu presupuesto con las mensualidades de tu nuevo compromiso, ya que de otra manera de nada servirá consultar tu presupuesto, con lo que los meses sin intereses se convierten en un círculo vicioso donde te quedas sin liquidez, y por tanto, al no tener para pagar, el financiamiento se convierte en una pesada deuda.

Ahora que los errores en el manejo de los meses sin intereses están identificados, es más fácil evitar caer en ellos. Sólo requieres determinación y disciplina para llevar y mantener actualizado tu presupuesto guardando las tarjetas cuando no tengas dinero.

Si Ulises logró derrotar a las sirenas, ¿Por qué nosotros no?

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

4 Comments

  1. muy buena e importante toda la informacion que se comparte y muy buenos consejos para organizar nuestro presupuesto, ahora me doy cuenta que tal vez en algun momento fui atrapado por las sirenas.

    saludos…

  2. La pobreza en mexico tiene que ver directamente con la idiosincracia mexicana de tener lo que no puedes pagar, como dicen en este blog, los meses sin intereses son una trampa, pero es sabio usarlos teniendo el.flujo de efectivp suficiente para liquidar en cualquier momento, solo se debe usar dicho credito para generar historial crediticio sano y puntos en n los.bancos, de lo contrario viviriamos como en eua, donde tienes todo pero debes todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *