Cómo aprovechar las ofertas del día del padre sacándole jugo a tu dinero

Se acerca el Día del Padre, y con él seguramente una andanada de ofertas y ventas nocturnas. Y mientras algunas serán verdaderas promociones que te significarán un ahorro o una oportunidad de financiamiento de bajo costo, otras serán un manejo descarado de los precios para disfrazar, bajo la supuesta oferta, un costo final elevado. ¿Es posible separar el trigo de la paja identificando así las buenas oportunidades?

Un error común al querer aprovechar una promoción es comparar precios y pedir información del producto precisamente el día de la promoción. De hecho,

Tus enemigos a vencer para que tu dinero te rinda al máximo al comprar son la urgencia, las compras impulsivas o espontáneas, y la falta de planeación.

¿Y cómo podemos evitar lo anterior?

  • Define con tiempo qué es lo que quieres comprar así como la cantidad que puedes destinar para la compra del regalo.
  • Procura que el producto a comprar sea algo que realmente necesite y desee la persona a la que lo vas a regalar (tu papá en este caso). Si lo que finalmente compres se guarda sin usarse o se regala a su vez a otra persona, no estás comprando un regalo. Estás perdiendo tiempo y dinero.
  • Compara precios unos días antes de que empiece la promoción (una semana es un buen plazo). Aprovecha también para solicitar información del producto y resolver tus inquietudes, recuerda que el día de la promoción es muy probable que haya mucha gente y por tanto el vendedor no pueda atenderte con tiempo y paciencia.
  • Si vas a comprar a crédito, establece en base a tu presupuesto de gastos cuál es la cantidad que puedes pagar mensualmente, averiguando en los comercios que visites los plazos y tasas de interés que estarán vigentes durante la promoción.
  • Con la información anterior haz una tabla indicando por comercio el precio antes de la promoción así como las ofertas anunciadas durante los días que ésta dure, marcando aquellas opciones que más te convengan.
  • El día de la promoción acude temprano a la primera opción de tu lista y verifica que las ofertas sean reales, que no se hayan inflado los precios, que los plazos y tasas de interés sean los indicados. Si la oferta es buena, compra el producto… y si no, acude a la segunda opción de tu lista y así sucesivamente.
  • No compres bajo presión, y menos aún bajo presión del vendedor. Las decisiones apresuradas tienden a dar malos resultados.
  • Es válido tener cierta flexibilidad en tu estrategia a la hora de realizar la compra, siempre que respetes el monto presupuestado, y el plazo y monto máximo de tus pagos mensuales si es que compraste a crédito.
  • No te dejes llevar por ofertas que no tenías consideradas. Procura que tu compra sea racional y no emotiva.
  • Por último, no es obligación gastarte el monto presupuestado.  Si conseguiste buenos precios y te sobró dinero, ahórralo 😉

Si bien éste artículo surge en el contexto del día del padre, los principios compartidos pueden ser implementados en cualquier época o temporada del año.

Para concluir, recuerda que lo más valioso no tiene costo: la compañía, el cariño y la convivencia en un ambiente de tranquilidad y armonía divirtiéndose juntos, son el mejor regalo que puedes ofrecerle a tu papá.

Felicidades a todos los padres en su día 😀

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *