La Inflación es el enemigo silencioso de tu ahorro… ¡Véncela!

A finales de los 80’s, cuando invitaba a mi amada al cine, recuerdo que llevaba en la bolsa 20 pesos con los cuales pagaba las entradas y después salíamos a cenar unos tacos. Ahora, 24 años después, intentar hacer lo mismo ¡me cuesta 200 pesos! Y si consideramos que en 1993 se le quitaron 3 ceros a la moneda, nos topamos con un escenario todavía más preocupante: lo que pagaba en aquellos años era el equivalente de 20 centavos de los actuales. Todos los que nos ganamos el pan con nuestro esfuerzo sabemos que los precios suben a través del tiempo, lo cual representa una pérdida de poder adquisitivo del dinero lo cual se mide de forma objetiva a través de la inflación, la cual es medida y publicada periódicamente por el INEGI.

Por lo anterior es importante considerar que desde el momento que depositamos nuestro ahorro en la alcancía éste empieza a perder poder adquisitivo, por lo que si no consideramos su efecto en nuestros ahorros nos encontraremos con la triste sorpresa de que aquel dinero que con tanto esfuerzo separamos ya no nos alcanza.

Pero, ¿qué se puede hacer si la inflación es una realidad que no está en nuestras manos contener? Existe una sencilla estrategia para proteger el valor de tu dinero la cual está dividida en dos etapas: el proceso de acumulación del dinero y la selección del instrumento donde depositarás ese dinero.

Durante el proceso de acumulación de recursos

Partamos del hecho de que al día de hoy ya incluyes en tu presupuesto un monto destinado al ahorro (si todavía no lo haces, recuerda que ahorrar es el primer hábito requerido para tener finanzas sanas y alcanzar la tranquilidad financiera). Seguramente en el momento de recibir un aumento de sueldo ajustas tu presupuesto de manera que destines una cantidad mayor a “gasolina”, “supermercado”, “luz” debido a los incrementos en esos gastos, pero muchos cometemos el error de no ajustar también el monto destinado al ahorro, y eso si no lo reducimos.

Con todo lo anterior podremos estar ahorrando la misma cantidad, pero ese dinero ya no alcanza para lo mismo. Para evitarlo

  • Cada año incrementa el monto destinado al ahorro en una proporción por lo menos igual a la inflación, es decir, si ahorrabas $200 y la inflación fue del 4%, incrementa tu ahorro cuando menos a $208 (200 x 1.04);
  • Evita reducir tu monto destinado al ahorro en caso de requerir realizar ajustes a tu presupuesto; recuerda que es el ahorro el que te permitirá alcanzar la tranquilidad financiera;
  • Antes de endeudarte o reducir tu monto destinado al ahorro, es recomendable esforzarte en incrementar tu ingreso actual o en generar un ingreso adicional.

Durante la selección del instrumento de ahorro donde depositarás tu dinero

Ya platicamos sobre el efecto de guardar el dinero en la alcancía: cuando lo quieras utilizar ya no alcanzará para lo mismo… Pero hay una manera de combatir el efecto nocivo de la inflación y preservar el valor de tu dinero, ¡Y mejor aún!, de que te genere un interés y con ello más dinero de manera que lo pongas a trabajar para ti.

Como la inflación es la pérdida del valor del dinero a través del tiempo, la regla a seguir es

Depositar tus ahorros en aquellos instrumentos de ahorro que su rendimiento sea superior al de la inflación.

Ahora bien, como normalmente el interés que recibes por tu dinero es mayor en cuanto más largo es el plazo de tu cuenta, es recomendable que aproveches las diferentes cuentas que tienes a tu disposición:

  • Usa cuentas de ahorro a la vista únicamente para mantener el dinero que requieres en el día a día para tus gastos, pagos y emergencias. Como el tiempo de permanencia de tu dinero en ellas es muy corto, el efecto de la inflación es muy bajo;
  • Usa instrumentos a plazos para acumular ahí los fondos de ahorro para proyectos de mediano a largo plazo (inscripciones y útiles escolares de tus hijos, celebrar los quince años o la boda, comprar de auto, las vacaciones familiares).  Procura que entre mayor sea el tiempo que falte, mayor sea el plazo de la cuenta donde deposites tu dinero;
  • De necesitarlo no dudes en pedir asesoría para seleccionar la cuenta que más te convenga de acuerdo a tus necesidades particulares. Aquí en tu Comunidad de Ahorro es un buen lugar para pedir opiniones 😉

Para concluir quisiera compartirles un dato importante: Las Cajas de Ahorro para Trabajadores, al encontrarse exentas del pago de impuestos como beneficio fiscal para fomentar el ahorro, sus rendimientos tienden a ser superiores a las cuentas bancarias, a los CETES… y a la inflación:

Comparativo rendimientos ODESSA

Rendimiento anual de diferentes opciones de ahorro comparadas con la inflación
(Clic para agrandar)

¡Éxito!

Mauricio Priego

Co-Fundador de Practifinanzas, portal dedicado a la difusión de la cultura financiera auxiliando a nuestros lectores a mejorar sus finanzas personales a través de artículos de divulgación, asesoría y herramientas de apoyo.

2 Comments

  1. Que pasaría si no hubiera inflación?, que los sueldos, impuestos, materias primas, gasolina, alimentos, tasas de interés, etc. permanecieran estables siempre, sin incrementos. La inflación es obra de los gobiernos? Porqué cada vez hay mas pobreza y la riqueza queda en manos de determinados grupos?

    • José, buenas noches.

      La inflación es producto de la propia naturaleza del comercio y de la ley de la oferta y la demanda: si se pierden las cosechas de limón, el limón sube de precio.

      Es cierto que en ocasiones los productores toman acciones escondiendo la mercancía para mantener un precio elevado, así como que el gobierno tiene mecanismos para influir en la inflación, pero también es cierto que uno de los indicadores que más cuidan los jefes de estado es mantener una inflación baja ya que refleja el resultado de su política económica y de fomento.

      En conclusión es algo con lo que tenemos que vivir, por lo que es importante establecer alguna estrategia que busque el proteger tus ahorros de la pérdida de poder adquisitivo producto del paso del tiempo… y de eso trata este artículo 😉

      ¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *